Qué es y qué beneficios trae el Mercadeo relacional

Las empresas procuran captar a sus clientes potenciales y mantener su interés intacto por el mayor tiempo posible, ya que el costo de adquirir un cliente nuevo es al menos cinco veces mayor que retener uno antiguo.

Más aún el marketing busca que las compañías retengan a sus clientes entre un año y 18 meses para que puedan recuperar sus inversiones, teniendo como respuesta para alcanzar dicha meta al marketing relacional.

La estrategia del marketing relacional enfatiza en la prioridad de retener al cliente, con un alto nivel de satisfacción y una alta valorización de por vida. Busca cumplir con el objetivo de fidelizar a los clientes que captan por medio de una relación sólida de colaboración que beneficia a usuarios y empresas.

Las estrategias de este marketing no tienen prisa por obtener una ganancia inmediata, ya que sus resultados se notan a largo plazo y en la medida que van ganando a sus clientes recurrentes, ya que se basa en aportar valor, en relaciones de confianza y de conexiones emocionales con los clientes que son valiosas cuando el usuario se siente satisfecho.

Beneficios del marketing relacional

Obviamente, este marketing logra mejorar la fidelidad de los clientes de las empresas, ya que a mayor tiempo de permanencia de una relación de un cliente con una marca, este adquiere mayor valor. Ventaja que aumenta el porcentaje de ingresos de los negocios. Los expertos dicen que al retener el 1% de los clientes aumenta hasta un 20% de los ingresos.

Las buenas referencias generadas por las recomendaciones que hacen los clientes recurrentes a sus familiares y amigos directamente y en las redes sociales sobre los productos y servicios que conocen, aumentan las ventas y ganancias de las empresas.

Los procesos de las empresas para producir y distribuir sus servicios y productos pueden optimizarse con mayor contundencia y acierto cuando conocen los gustos y valores de sus clientes, con lo que se ahorran costos y se incrementa el nivel de competitividad.

Estrategias

Los clientes valoran que sus empresas los escuchen con atención, especialmente cuando hacen sugerencias y transmiten sus quejas, al aplicar técnicas de marketing relacional, se desarrolla la "escucha intuitiva", ya que es necesario que se abran nuevos canales de comunicación para los clientes expresen su opinión.

Estas opiniones se convierten en fuente para la retroalimentación que permite formular e implementar los cambios necesarios con el fin de mejorar el nivel de satisfacción de los clientes con los productos y servicios.

Los pequeños detalles que animen a los clientes a volver o a comprar de nuevo hacen la diferencia y aportan el valor que hacen la diferencia entre el marketing relacional y tradicional que solo logra una relación transaccional.

Una manera de tener detalles es ofrecer muestras de nuevos productos, descuentos en tiendas aliadas o beneficios al comprar o viajar, los clientes se ven motivados para solicitar tarjetas con mayor gasto de límites y de comprar de nuevo.

Los envíos de correos de post ventas son una forma de marketing relacional ya que se agradece al cliente por la confianza y aporta valor con manuales de uso o mantenimiento del producto.